Saltar al contenido
Dehamster.net

Enfermedades de los hámsters

enfermedades hamsters

En su estado salvaje, los hámsters no son animales especialmente delicados ni tienden a padecer enfermedades.

Sin embargo, como consecuencia de su cautiverio, estos pequeños roedores han adoptado una mayor facilidad para padecer distintas enfermedades procedentes de otros animales y de, incluso, los seres humanos.

Estas son las enfermedades y lesiones más comunes de los hámsters y sus principales síntomas:

hamster-con-crias

Enfermedad de la cola húmeda o cola mojada

Este es uno de los problemas de salud más frecuentes en estos pequeños roedores. Su principal síntoma y por el que es fácil identificar este problema de salud es la presencia de diarrea y mostrar la cola y otras partes de su cuerpo húmedas.

Esta dolencia se produce por una bacteria y suele afectar más a los hámsters jóvenes, especialmente si han padecido una situación de estrés.

Para tratar de frenar estos síntomas, además de llevar al animal al veterinario lo antes posible, se debe administrar comida fresca y limpiar la región anal del hámster para evitar infecciones.

Resfriados

Al igual que nos ocurre a los humanos, los hámster también padecen de enfriamientos o resfriados. El hámster que lo padece presenta los siguientes síntomas como estornudos, flujo nasal o dificultades respiratorias.

Se debe, principalmente, a haber estado expuesto a corrientes de aire o bajas temperaturas. Esta enfermedad se puede tratar mediante antibióticos, que serán recetados por el especialista.

Diabetes

La diabetes es otro de los grandes problemas que afecta a los hámsters. Este problema de salud se origina cuando el animal ha comido alimentos ricos en azúcares o grasas.

Por ello, es tan importante cuidar la alimentación del hámster.

Los principales síntomas de la diabetes en los roedores son, entre otros, aumento de las ganas de orinar y el aumento de peso.

Orina de color rojo

El color rojizo en la orina del hámster puede ser síntoma de algunos problemas de salud o enfermedades, como la infección uterina, piometra o cálculos en la vejiga.

Sin embargo, el color rojo en la orina también puede deberse a los alimentos que haya ingerido el hámster.

Asegúrate de que tu hámster no haya comido nada de ese color que pudiera originar la orina roja y observa al roedor para tratar de identificar cualquier otro síntoma que pudiera confirmar cualquiera de estas enfermedades.

Diarrea o estreñimiento

Como causa de una alimentación incorrecta, el hámster puede sufrir de estreñimiento o diarrea de forma habitual.

En caso de diarrea, se debe eliminar la comida húmeda de la dieta del hámster, además de reemplazar el agua por manzanilla tibia durante tres días.

Por otro lado, para paliar el estreñimiento en el hámster se recomienda añadir frutas y verduras a su dieta, como lechuga o diente de león y añadir una gota de aceite de oliva a su comida o administrársela de forma oral y directa durante tres días.

Enfermedades de los hámsters en ojos y piel

Además de las enfermedades que afectan al hámster a nivel interno, estos pequeños roedores también pueden padecer otros problemas de salud en su piel y ojos. Estos son los más frecuentes:

Conjuntivitis:

Al igual que ocurre en los humanos, el ojo del hámster con conjuntivitis se irrita y se llena de legañas.

Además, es muy frecuente que la zona de alrededor del ojo afectado se quede sin pelo. Para tratar esta enfermedad de los ojos del hámster se debe aplicar manzanilla a través de una gasa durante tres veces al día por 3 o 4 días.

Prolapso en los ojos:

Cuando un ojo está infectado, éste puede hincharse hasta tal punto que se le sale de la cuenca. Es otra de las enfermedades de los ojos de los hámsters más frecuentes.

En cuanto el ojo vuelve a su estado normal, éste se cierra y el hámster acaba perdiendo el ojo de por vida, aunque puede seguir llevando una vida normal.

Ácaros en la piel:

Los ácaros son unos parásitos que pueden instalarse en la piel de los hámsters y provocarles distintas molestias. Principalmente, suele manifestarse la presencia de ácaros en la piel del hámster alrededor de sus ojos, orejas, cola y patas.

Es fácil identificar este problema, ya que el hámster con ácaros presenta irritación de su piel, pérdida de pelo o costras.

Alergias:

Las diferentes alergias también pueden causar problemas en la piel del hámster, como picores o irritación. Estas alergias pueden ser alimentarias, de contacto o respiratorias.

Tiña:

La tiña suele aparecer gracias a la humedad en la jaula del hámster. Por ello, no se recomienda utilizar jaulas cerradas de plástico, ya que favorece la aparición y reproducción del hongo que causa esta enfermedad.

Los principales síntomas en el hámster son la aparición de manchas circulares sin pelo, deshidratación de la piel y la aparición de escamas.

Es importante pues, que la jaula del hámster esté limpia y bien mantenida, además de disponer de una buena ventilación.

Enfermedades de los hámsters
4.8 (96.36%) 11 votes